Informe de Watchdog encuentra comida mohosa y maltrato en centros de detención de inmigrantes

Un informe de Watchdog reveló el jueves al Departamento de Seguridad Nacional (Homeland Security) que instalaciones de detención de inmigrantes dan comida con hongos, ofrecen atención médica inadecuada, y son responsables de maltratos a detenidos, como encerrar a uno de ellos por compartir café o interferir con los tiempos de oración de los musulmanes, reportó The Washinton Post.

El Inspector General en funciones John V. Kelly que asumió el 1 de diciembre, dijo que la agencia de vigilancia identificó problemas en cuatro centros de detención durante las recientes visitas no anunciadas a cinco instalaciones. El informe del 11 de diciembre concluyó que los defectos “socavan la protección de los derechos de los detenidos, a su trato humano y la provisión de un entorno seguro y saludable”.

“El personal no siempre trató a los detenidos respetuosa y profesionalmente, y algunas instalaciones pueden haber abusado de que estaban separados”, denuncia el informe, y agregó que los observadores encontraron “condiciones de detención potencialmente inseguras e insalubres”.

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas encarcela a decenas de miles de inmigrantes por violaciones civiles de inmigración, reteniéndolos hasta que sean deportados o liberados en los Estados Unidos.

Según el informe, las cárceles no deberían ser punitivas.

ICE estuvo de acuerdo con los hallazgos del Inspector General y dijo que está tomando medidas para solucionar los problemas, algunos de los cuales ya se han abordado.

“Basándonos en rigurosas inspecciones y programas de supervisión de múltiples niveles, ICE confía en las condiciones y los altos estándares de cuidado en sus instalaciones de detención”, dijo la agencia en un comunicado. “Para garantizar la seguridad y el bienestar de las personas bajo nuestra custodia, trabajamos regularmente con consultores contratados y una variedad de partes interesadas externas para revisar y mejorar las condiciones de detención en las instalaciones de ICE”.

La oficina del Inspector General dijo que lanzó las inspecciones sorpresivas luego de recibir quejas de los grupos de defensa de los inmigrantes. Los inspectores también entrevistaron a miembros del personal y detenidos y examinaron los registros.

Los defensores de los inmigrantes dijeron que el informe reafirmó sus llamados de larga data para que se cierren las instalaciones de detención. Se han quejado de informes de agresiones físicas y sexuales, muertes en detención y otras preocupaciones durante años bajo presidentes anteriores, y dicen que sus preocupaciones aumentan bajo el presidente Trump.

Trump se ha comprometido a aumentar drásticamente las deportaciones y está buscando la aprobación del Congreso para más de 51,000 camas de detención este año fiscal, frente a aproximadamente 30,000 bajo el presidente Barack Obama.

“Las realidades documentadas por los inspectores de la OIG, y muchas más, son endémicas para todo el sistema de detención”, dijo Mary Small, directora de políticas de Detention Watch Network, una organización sin fines de lucro que monitorea la detención migratoria, en un comunicado. “ICE ha demostrado una y otra vez que es incapaz de cumplir con los estándares básicos para el tratamiento humano”.

Azadeh Shahshahani, director legal y de defensa de Project South, en Atlanta, emitió un comunicado citando la muerte en mayo de Jean-Carlos Jimenez-Joseph, de 27 años. El ciudadano panameño estuvo recluido en régimen de aislamiento durante 19 días en el Centro de Detención Stewart en la zona rural de Georgia, según Project South. Shahshahani dijo que su muerte “debería haber servido como una última llamada de atención y resultó en el cierre inmediato de la instalación”.

La oficina del Inspector General no proporcionó las fechas de las inspecciones y no respondió a múltiples solicitudes de comentarios.

%d bloggers like this: